Beneficios de la Lactancia Materna

Beneficios de la Lactancia Materna

La lactancia materna es la alimentación normal y óptima para las crías de seres humanos. La leche humana es un alimento vivo, muy complejo y variable, ya que se adapta a cada momento y situación. Contiene tantas células como la propia sangre.

El pecho es la glándula inmunológica del bebé

La lactancia materna tiene múltiples beneficios tanto para la madre como para el bebé. Los efectos son mayores cuanto más prolongada sea la lactancia. A los bebés les proporciona beneficios a corto y largo plazo. La lactancia materna es, como dice el título de un libro de Carlos González, un regalo para toda la vida.

Beneficios para el bebé:

  • Rápida digestión
  • Menos propensión a intolerancias alimenticias
  • Protege frente a la anemia, ya que el hierro se absorbe casi en su totalidad
  • Protege frente a infecciones (diarrea, respiratorias, otitis, etc)
  • Su composición se adapta a la edad del bebé y a sus necesidades particulares
  • Menor riesgo de muerte súbita
  • Menor riesgo de obesidad
  • Protege frente a alergias
  • Mejor desarrollo psicomotriz, emocional y social
  • Mayor coeficiente intelectual
  • Menor riesgo en enfermedades como diabetes, hipertensión arterial, cáncer, enfermedades autoinmunes
  • Mejor agudeza visual
  • Mejor desarrollo del sistema nervioso
  • Menor incidencia de trastornos del lenguaje
  • Mejora el vínculo afectivo, protegiendo al bebé de ser maltratado o abandonado

 

Beneficios para la madre:

  • Mejor involución uterina después del parto
  • Menor riesgo de hemorragia postparto
  • Mejor recuperación del peso
  • Menor riesgo de estrés, ansiedad y menores tasas de depresión postparto
  • Menor riesgo de cáncer de mama (incluso el de origen genético), útero y ovarios
  • Menor riesgo de diabetes tipo II
  • Menor incidencia de artritis reumatoide
  • Mejora el vínculo afectivo
  • Mejora la autoestima y seguridad en sí misma. Empoderamiento

 

Beneficios para la economía, la sociedad y el medio ambiente:

  • Es gratis
  • Menos coste en enfermedades (ya que protege tanto a madre como a bebé)
  • Ahorro de energía (limpieza de biberones, para calentar)
  • Menor mortalidad a nivel mundial
  • Protege el medio ambiente ya que evita el uso de plásticos, latas, papel, agua y energía que sí se utiliza en caso de lactancia artificial.

 

Aquí podéis consultar una nota de prensa sobre la microbiología de la leche humana: La microbiótica materna protege al bebé frente a las enfermedades.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies